jueves, 13 de septiembre de 2007

Covenant y Kovenant

Me he traido muy pocos CDs para acá y los pocos que tengo no tocan en el estereo gringo, solo en mi discman. El único que funciona son las piezas de piano de Erick Satie, pero ya me aburri de escucharlo. Entre los demás que he traido tengo sin embargo uno de un grupo que siempre me ha fascinado e intrigado: El disco se llama Nexus Polaris y dice ser del grupo Covenant. Un black metal virtuoso y complejo, densamente oscuro pero también profundamente inteligente. Sus letras me resultan muy sugerentes y me han inspirado más de una vez tesis filosóficas. La mejor letra del disco creo que es la de "Bizarre cosmic industries", que ya he intentado traducir sin mucho éxito.

Tricking the trails of my long lost obscurity
I gather me inside of the artifice of eternity

He aquí que el caos del incio, olvidado por la senda recorrida, deja una estela escondida que hay que desvelar. He aquí que en el incio era el caos, y no la luz ni el verbo. He aquí que la construcción de la identidad se da en un espacio ficcional. He aquí que la identidad es algo siempre constituido. He aquí lo ficcional de esa eternidad que nunca terminaremos de vivir.
Semejante en sus potentes letras y hasta bastante mejor en su calidad musical considero "Bringer of the sixth sun", que ilustra una sed insasiable de conquistador cósmico. El resto del disco, es cierto, puede resultar un poco repetitivo, pero las canciones independientemente son excelentes.
Por eso siempre he tenido ganas de escuchar más de ellos. De hecho, siempre supe que tenían un disco previo, llamado In Times Before the Light. El título nuevamente indica que el origen no es la perfección sino lo desconocido y ambiguo, que precede toda lógica y moral. Mi maestro del metal, la Coya, lo tenía en original, y fue así que me enteré de la existencia del grupo y no dudé en comprarme el Nexus cuando lo encontré. Quizá lo más heróico y anecdótico respecto al primer disco es que fue grabado por una banda de solo dos cabezas.
Así fue que tiempo después de haberlos escuchado primera vez, decidí hacer algunas pesquisas sobre su incógnita situación, y me enteré que andaban ahora metidos haciendo una cosa medio electrónica. No encontré muchos detalles ni cavé muy profundo, así que eso fue lo que supe por entonces.
A comienzos de este año, como más de uno sabrá, se anunció la llegada a Lima del grupo de electrodark Covenant. Me llamó la atención saber que era lo que habían estado haciendo, en los afiches se veían bien distintos (irreconocibles) pero nada mal. Me fijé en la fecha y noté que había sido el día anterior. Tarde como siempre, me quedé con las ganas.

Con el avance de la teconología de la información, esa clase de pesquisas ya no son tan difíciles como solían ser. Motivado hace unos días por mis pocos discos, entré una vez más a buscar información sobre el Times before the light. Gracias al wikipedia y al youtube, el conocimiento está ahora mucho más cerca.
El grupo que visitó Lima efectivamente era Covenant, pero no eran los autores del Nexus Polaris. Los autores del Nexus Polaris tuvieron un desencuentro legal con este grupo de electrónica y sacaron su siguiente disco bajo el nombre de Kovenant. Para colmo de homonimias, poco tiempo después lanzaron una nueva versión del Times Before the Light, pero con ruidos tipo industrial, por lo que el nombre de su primera obra ha quedado casi sobreescrito. Ahora que me entero de los detalles, sus miembros se han paseado por todas partes. El líder de la banda también pasó un tiempo con los tremendos Dimmu Borgir, y se cambió tres veces de nombre. Entre las últimas cosas que está haciendo Kovenant hay muchos mamotretos y un par de combinaciones aceptables entre black metal, industrial y new wave. En la mayoría de sus últimas apariciones se ven bien poseros, con máscaras saduciendo dreads como los Slipknot y sin mucha sustancia que tocar, solo bulla.
Los otros Covenant, aunque en su género, tienen varias cosas muy buenas, solo a veces también parecen tirar más para el trance que para el wave. Pero solo a veces. De hecho algunas de sus canciones me dan ganas de volver a bajar el fruty loops y hacerles un par de covers. Podría ser divertido.
En conclusión:
Covenant ya no es Covenant sino Kovenant. Covenant esta mejor que Kovenant que solia ser Covenant. Cuando Kovenant era Covenant era mejor que Covenant.
(decir en voz alta y con los ojos cerrados)

2 comentarios:

Emelyn dijo...

HOY (18 DE SETIEMBRE) A LAS 10 PM EN EL CANAL 7 TNT (TELEVISIÓN NACIONAL DEL PERÚ)EN UNA PEQUEÑA SECCION DEL PROGRAMA VANOOFICIO, GLAUCONAR YUE APARECERA COMPARTIENDO ALGUNAS PREFERENCIAS LITERARIAS. NO DEJEN DE VERLO O GRABARLO PARA SUBIRLO AL YOUTUBE!!

cesar vill dijo...

yo solo conocía al covenant electronico y desconocia su otro par "oscuro" (kovenant), en fin gracias por el dato, acabo de escuchar a kovenant y personalmente creo que no pasa nada prefiero a ENDVRA o MORDOR en fin es solo cuestion de gustos...