lunes, 14 de junio de 2010

George Lucas (and Hideaki Anno) raped our childhood

Cuando una obra maestra se entrega al público, esta deja de pertenecerle a nadie. Más aún si es como las verdaderas obras maestras, que los creadores producen en contra de las exigencias del mercado, con presupuesto ajustado, considerados locos. Esas cosas en las que la mayoría de detalles son accidentes y que, de pronto, un espectador tiene la suerte de descubrir, cual un secreto personal que ni siquiera el autor conocía, la brillante genialidad de esos accidentes. Y entonces empieza a rodar de boca en boca y se vuelve tema obligado y hasta clásico, y ya lo ves hasta en la sopa y podrías hasta olvidar por qué lo amaste, y lo odiarás si no te marcó en los tiempos en los que aún fue puro. Sí, tienes la esperanza de que te haya marcado, y ello tiene la esperanza de haberte marcado para hacerse inmortal siendo tuyo y no del dueño de su propiedad intelectual.

¿Y qué pasa cuando el creador, ahora convertido en vaca sagrada, decide que continuará, o hasta reconstruirá lo que a tantos ha marcado? Lo hará sin duda con la promesa de que esto es el mismo ser que arde en tu corazón, de que te mostrará algo real, y te devolverá a la nostalgia de lo tuyo. Pero no puede mostrártelo sin quitártelo. Y además, esta vez no habrá quien descrea de él, no habrá accidentes geniales, y no habrá forma de que descubras algo nuevo y secreto en lo que ya es obvio para todos, pero ahora, despojado de su genialidad, pretende tomar el lugar de tus sueños.
Esto lo escribo por el Rebuild 2.22, pero creo que es idéntico a lo que sintieron los más acérrimos fans de Star Wars con el Episodio I.


1 comentario:

jhr-cronos dijo...

Entiendo lo que quieres decir. En el caso de George Lucas sobretodo, aunque más que anda por el último Indiana Jones, que fue malísimo. Sobre la saga de la guerra de las galaxias, no sé si es del todo correcto lo que dices. Por supuesto su calidad no es la misma y pierde muchisimo en el apartado de realismo y ciencia ficción, pero tengo entendido, desde siempre, que la historia en su cerebro estaba hecha y por eso la primera peli tiene el número 4.
Si es así, es culpable de perder genialidad, más de alterar algo ya hecho. Tenía su historia, y lamentablemente no pudo llevarla bien hasta el final. Pero no puedo acusarlo de simple buscador de oro en este caso específico.

Sobre lo de Evagelion... yo lo encuentro más pasable. Por supuesto, las películas tienen sus defectos, tienen que respetar tiempos, así que se comen mucho del aspecto sicológico de la cuestión. Pero tampoco es que sean un desastre... para ser películas. Aunque aun no veo la 2.22, voy por 95% de dd. ¿Lo hiso por dinero? ¿Lo hiso porque no puede olvidar el exito y quiere seguir estando en escena?? Es probable.

Yo lo acuso... de querer estar en escena. Volver a interpretar Evangelion es su derecho y de otro cualquiera, pero... debió esperar más. Más. Hasta que no hubiera otra opción, para mantener estandares de video etc. Porque aunque de seguro no te guste, HAY que actualizar. Incluso los grandes clásicos son actualizados, y ninguno se lee con exactamente las mismas palabras que el original. A meno que seas un erudito.